COCHES CLÁSICOS

Bizzarrini Kjara: el concept car italiano que revolucionó el futuro del automóvil en 2000

El Bizzarrini Kjara es un prototipo italiano que se presentó en el Salón del Automóvil de Turín de 2000.

Este prototipo lucía un diseño de barchetta con un frontal bajo y afilado. Su diseño rinde homenaje al famoso Bizzarrini 5300 GT de los años 60 con dos tomas de aire y una carrocería de fibra de carbono y composite.

Pero la verdadera sorpresa reside en su sistema de propulsión híbrido: un motor diésel Fiat de 2.387 cm3 se combina con un motor eléctrico de 40 kW para crear una tracción total.

press office photo
Estamos en el año 2000
El Bizzarrini Kjara es un concept car construido por la empresa italiana Bizzarrini y expuesto en 2000 en el Salón del Automóvil de Turín. El prototipo se caracterizaba por una carrocería tipo barchetta, con un frontal bajo y afilado caracterizado por grandes grupos ópticos oscuros de diseño envolvente.
press office photo
Elementos de diseño
También en la parte delantera se encuentran las dos pequeñas tomas de aire, una referencia al famoso Bizzarrini 5300 GT de mediados de los sesenta, así como al P538S utilizado en competición. A lo largo del lateral, destacan las grandes tomas de aire con aletas, y justo por encima de la línea de cintura sobresalen el pequeño parabrisas y las dos barras antivuelco de acero. En la parte trasera, se aprecia el capó del motor con 15 tomas de aire triangulares para la refrigeración del motor. También triangulares son los grupos ópticos traseros con plástico transparente y máscara negra.
press office photo
Tecnología y materiales
Toda la carrocería era de fibra de carbono y materiales compuestos, y estaba unida a un chasis de tipo tubular, pero que también utilizaba carbono.
press office photo
El motor diesel
El Kjara estaba equipado con un motor diésel central trasero. Este motor, que actuaba directamente sobre el eje trasero, era el cinco cilindros de 2.387 cm3 que ya montaban en aquellos años el Lancia K y otros modelos del Grupo Fiat.
press office photo
El motor eléctrico y sus funciones
Conectado al extremo delantero había un motor eléctrico de 40 kW, un motor alimentado por una serie de baterías capaces de autorregularse en caso de que una de ellas dejara de funcionar. El Kjara puede funcionar sólo con el empuje del motor térmico, y por tanto con tracción trasera, o sólo con el motor eléctrico, y por tanto con tracción delantera y cero emisiones, o con la acción combinada de los dos motores, lo que hace posible la tracción a las cuatro ruedas.
Informativa ai sensi della Direttiva 2009/136/CE: questo sito utilizza solo cookie tecnici necessari alla navigazione da parte dell'utente in assenza dei quali il sito non potrebbe funzionare correttamente.