COCHES CLÁSICOS

KTM X-Bow: el primer coche de carreras del fabricante de motocicletas con un 0 a 100 km/h en 3,9 segundos

El KTM X-Bow fue un coche muy especial e innovador producido por la empresa austriaca KTM. Fue el primer coche fabricado por la empresa, más conocida por la producción de motocicletas.

El coche fue diseñado íntegramente por la empresa automovilística italiana Dallara, especializada en el diseño y la producción de coches de carreras.

El KTM X-Bow es un roadster sin techo que se centra en la ligereza más que en la potencia. El motor es un 2.0 TFSI de 4 cilindros y 240 CV, situado en posición central/trasera. Gracias a su ligereza y a la potencia de este motor, el coche consigue tener unas prestaciones muy elevadas, con una velocidad máxima de 217 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y de 0 a 160 km/h en 8,5 segundos.

press office photo
Es 2007
El KTM X-Bow fue un coche muy especial e innovador producido por la empresa austriaca KTM. Fue el primer coche fabricado por la empresa, más conocida por la producción de motocicletas. El coche fue diseñado íntegramente por la empresa automovilística italiana Dallara, especializada en el diseño y la producción de coches de carreras.
press office photo
Un roadster ligero y potente
El KTM X-Bow es un roadster sin techo que se centra en la ligereza más que en la potencia. El motor es un 2.0 TFSI de cuatro cilindros y 240 CV, situado en posición central-trasera. Gracias a su ligereza y a la potencia de este motor, el coche consigue tener unas prestaciones muy elevadas, con una velocidad máxima de 217 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y de 0 a 160 km/h en 8,5 segundos.
press office photo
Un coche con aerodinámica design
El KTM X-Bow se diseñó prestando especial atención a su capacidad para generar carga aerodinámica. A 100 km/h, el coche genera unos 48 kg de carga, mientras que a 200 km/h esta cifra se eleva a 193 kg. El coche puede alcanzar aceleraciones laterales de hasta 1,23 g, como se demostró en una prueba en una curva de radio constante de 200 metros realizada a una velocidad de 178 km/h.
press office photo
Un sistema de frenado de alto rendimiento
El KTM X-Bow está equipado con un sistema de frenado de alta calidad, con discos de 305 mm fabricados por Brembo que permiten al coche detenerse de 100 km/h a cero en sólo 33,1 metros. Esto también hace que el coche sea muy eficaz al frenar, garantizando un alto nivel de seguridad.
press office photo
Fuerza aerodinámica garantizada
Para generar aún más carga aerodinámica, el KTM X-Bow está equipado con un extractor de aire trasero que proporciona una carga aerodinámica equivalente a 200 kg a 200 km/h. Este sistema es especialmente útil en circuitos, donde el coche necesita más estabilidad.
press office photo
Un coche de carreras también apto para la carretera
El KTM X-Bow es un coche diseñado principalmente para su uso en circuito, pero gracias a su homologación para la conducción en carretera, también puede utilizarse en el día a día. Al mismo tiempo, el coche está equipado con todas las características y prestaciones necesarias para competir al más alto nivel en competición.
noticias de los grandes actores de hollywood
23/05/2024
Informativa ai sensi della Direttiva 2009/136/CE: questo sito utilizza solo cookie tecnici necessari alla navigazione da parte dell'utente in assenza dei quali il sito non potrebbe funzionare correttamente.