COCHES ELÉCTRICOS

Porsche Mission X, el hiperdeportivo eléctrico que podría convertirse en la nueva reina de Nürburgring

Con motivo del 75º aniversario de Porsche y el centenario de Le Mans, el fabricante de automóviles presentó el Mission X, un hipercoche eléctrico que representa el futuro de la marca. El coche de carretera, con formas inspiradas en el actual hypercar que participa en el Wec, presenta un monocasco de carbono y una carrocería diseñada para maximizar el  downforce.

Con unas dimensiones compactas y un esquema de colores totalmente nuevo Rocket Metallic, el Mission X estrena el logotipo actualizado de Porsche. En el interior, el habitáculo está rodeado por un exoesqueleto de CFRP (polímero reforzado con fibra de carbono) y se distingue por los colores diferenciados de la tapicería y la presencia de un elemento dedicado de cronometraje y telemetría.

Porsche prevé que el Mission X sea el coche de carretera capaz de batir el récord histórico en el Anillo Norte de Nürburgring, gracias a su mayor downforce y a su relación peso/potencia de 1 kg/CV. Aún no se conoce información sobre powertrain, pero las baterías están situadas en el centro del coche, detrás de los asientos.

press office photo
75 años de historia
75 años de historia de Porsche y 100 años de Le Mans encuentran un punto de encuentro en el concept car presentado en la inauguración de la exposición del aniversario de la marca, Porsche Mission X. Tras la presentación del Vision 357 en enero, la atención se centra ahora en el futuro eléctrico de la marca, el mismo día en que el primer Porsche 356 Roadster obtuvo el permiso para circular por carretera.
press office photo
Un hipercoche eléctrico como posible futuro
El Porsche Mission X es un hipercoche eléctrico que repasa la historia y la trayectoria en competición de la marca, interpretando la evolución tecnológica. El coche es el heredero del 918 Spyder con mecánica híbrida, y representa una posible vía de futuro para el fabricante alemán.
press office photo
El diseño al servicio de downforce
La carrocería del Porsche Mission X se ha diseñado pensando en downforce, con puertas elípticas que recuerdan al clásico 917 y proporciones de "Sport Prototype". La cola es ancha y plana para conseguir la máxima eficacia del difusor. La pintura es tintada Rocket Metallic con secciones de carbono a la vista y un acabado satinado.
press office photo
Cabina rodeada de un exoesqueleto de CFRP
El habitáculo de Mission X está rodeado por un exoesqueleto de CFRP (polímero reforzado con fibra de carbono), que también es visible desde el exterior gracias a elementos de cristal. Entre los distintos colores de la tapicería destacan el asiento del conductor acabado en "Gris Kalahari" y el del acompañante en "Marrón Andalucía". El volante y los instrumentos digitales forman parte de una única estructura aligerada y compacta.
press office photo
Baterías situadas en el centro del coche
Las baterías del Mission X están situadas en el centro del coche, detrás de los asientos, para optimizar la distribución del peso. Tienen una arquitectura de 900 voltios, lo que garantiza tiempos de repostaje significativamente más cortos que los de Taycan Turbo S. No se han dado detalles sobre powertrain.
press office photo
Objetivo, el récord absoluto para coches de carretera en el anillo norte de Nürburgring
Porsche concibió el Mission X a la luz de un hipotético récord absoluto para coches de carretera en el anillo norte de Nürburgring. Se espera un downforce significativamente superior al del 911 GT3 RS y una relación peso/potencia de alrededor de 1 kg/CV. Aún no existe una ficha técnica completa del coche, pero es posible que Porsche retome el tema en el futuro.
Informativa ai sensi della Direttiva 2009/136/CE: questo sito utilizza solo cookie tecnici necessari alla navigazione da parte dell'utente in assenza dei quali il sito non potrebbe funzionare correttamente.