COCHE

Rolls-Royce Wraith Black Arrow, el último coupé con el histórico V12

Rolls-Royce Wraith Black Badge Black Arrow celebra el fin definitivo de los coupés V12 británicos. Una edición muy limitada de 12 ejemplares del ya exclusivo coupé Black Badge.

Se ha diseñado para celebrar el adiós definitivo del histórico 12 cilindros del capó del tres puertas británico, que pronto dejará paso a un powertrain 100% eléctrico que debutará con el innovador Spectre.

El exclusivo acabado Bespoke de Black Arrow presenta una gradación cromática completa entre dos tonos: Celebration Silver y Black Diamond.

press office photo
Fin de un capítulo
El Rolls-Royce Wraith Black Badge Black Arrow es una edición muy limitada de 12 unidades, que representa el último coupé V12 de Rolls-Royce. Se ha diseñado para celebrar el adiós definitivo del histórico 12 cilindros que pronto dejará paso a un powertrain 100% eléctrico que debutará con el innovador Spectre.
press office photo
Una carrocería especial
Empezando por el exterior, Rolls-Royce Wraith Black Badge Black Arrow se caracteriza por su especial acabado de pintura de doble tono, una mezcla de Celebration Silver y Black Diamond. Fabricado con una capa de barniz vítreo para potenciar el efecto de transición de la luz durante las horas más oscuras del día, es un pulido muy especial de 12 horas.
press office photo
Interiores
El interior de Black Arrow presenta un nuevo tipo de material desarrollado especialmente para la "Collection". Los reposabrazos, los refuerzos de los asientos, el túnel de transmisión, los detalles de las puertas, las bolsas laterales y el panel inferior del salpicadero están acabados en "Club Leather": su deliberado mayor brillo y su color negro aún más profundo proporcionan un sutil contraste con el cuero negro mate Rolls-Royce de grano natural.
press office photo
Acabados de los asientos
El amarillo intenso utilizado para el exterior también se reprodujo en algunos detalles del interior, como el guarnecido de los asientos delanteros y el volante deportivo. Por último, el salpicadero de este súper exclusivo Black Badge Black Arrow se equipó con una reproducción del motor V12, inspirada en los instrumentos analógicos de los años treinta.
press office photo
Sold out
El motor delantero es, por supuesto, el último V12 biturbo de 6,7 litros, equipado con la exclusiva matrícula Bespoke, lo que indica que es, a todos los efectos, el último 12 cilindros jamás montado en un Rolls-Royce coupé. Los 12 coches previstos ya han sido adjudicados a los compradores más fieles.
noticias de los grandes actores de hollywood
17/06/2024
Informativa ai sensi della Direttiva 2009/136/CE: questo sito utilizza solo cookie tecnici necessari alla navigazione da parte dell'utente in assenza dei quali il sito non potrebbe funzionare correttamente.